Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘hijos’

Hoy es uno de esos días en los que me pongo a pensar en la importancia que tienen algunas malas costumbres que tenemos los padres dentro de nuestra  familia.

Una de ellas es el vocabulario que en muchas ocasiones suelen usar los papás para dirigirse a sus pequeños. Tal vez para algunos puede parecerle algo sin importancia  pero debido a que  yo lo presencio a diario por donde vivo quise tocar ese punto.

Todos los días puedo oír las ofensas que reciben 3 pequeños por parte de su madre, y las oigo no por que quiera sino porque es inevitable escuchar ya que son dichas a gritos, y aunque sé que cada quien educa a sus hijos como mejor le parece me pregunto cuánto daño se le hará a un niño el llamarle por esos “títulos” , hasta que momento podrá aguantar un pequeño que le traten así y cómo podrá repercutir eso en su  futuro.

Con esto no pretendo criticar a mi vecina ni a quienes lo hacen, es sólo que sería bueno que aprendieramos a detenernos un poquito en nuestras actitudes que en ocasiones tenemos, no sólo evitando las malas palabras (principalmente si es con afán de ofender) sino también el criticar a los demás, el estarse quejando de todo y de tods delante de nuestros hijos y peor aún inducirlos a mentir (cosa que se ve frecuentemente).

Si nos quejamos mucho de los jóvenes de hoy, de que ya no tienen respeto por nada ni por nadie, que los niños no se comportan como lo que son, entre otras cosas,  está en nuestras manos el que eso cambie. Ni la escuela, ni la Iglesia van a  poder hacer algo si como padres no hacemos lo que nos toca.

¿Cómo podemos pedir una buena educación en la escuela si los primeros que se echan encima del maestro son los papás defendiendo a sus casi delincuentes hijos (y lo menciono porque conozco muchos casos) cuando años atrás el maestro era una persona sumamente respetable al que los padres les daban la autoridad de castigarlos en caso de necesitarlo?

¿Cómo podemos pedirles que sean respetuosos con sus semejante si ellos presencian las ofensas o críticas que nosotros hacemos?

¿Cómo queremos que estudien, que trabajen, si nosotros nos la pasamos quejando del trabajo, de nuestras obligaciones?

¿Cómo pedirles que nos respeten si nosotros no los bajamos de tontos (en palabras leves)?

¿Cómo pedirles que sean espirituales si nos la pasamos criticando a quienes sirven en la iglesia?

¿Cómo pedirles que oren si nunca nos ven siquiera dar gracias antes de comer?

¿Cómo pedirles que no mientan si nosotros les pedimos que lo hagan por nosotros para evadir nuestras reponsabilidades (por ejemplo el típico “dile que no estoy”)?

Amigos, si queremos que mejore nuestro país, la solución no está sólo en los que gobiernan, o en el ejército , o en la polícia, o en los maestros, o en los sacerdotes, está en manos de la familia, de los padres que deben ser los mejores guías.

Un padre es el mejor ejemplo para su hijo, para él lo que haga su padre es lo correcto, si un padre es cariñoso, él será cariñoso, si el padre es trabajador el hijo será trabajador, si un padre roba hay grandes probabilidades de que su hijo  pueda volverse ladrón.

Por tanto cuídemos lo que hacemos, lo que decimos delante de ellos, y mejor aún , aunque no nos vean.

Saludos

Dios los bendiga

Dulce

Anuncios

Read Full Post »

Mala fama…

tdah

Una pareja tenía dos niños pequeños, de 8 y 10 años de edad y eran muy traviesos.
Siempre estaban metiéndose en problemas y sus padres sabían que sí alguna travesura ocurría en su barrio, sus hijos estaban seguramente involucrados.
La mamá de los niños escuchó que el sacerdote había tenido mucho éxito disciplinando niños, así que le pidió que hablara con sus hijos.
El sacerdote acepto pero pidió verlos de forma separada, así que la mamá envió primero al niño más pequeño.
El sacerdote era un hombre enorme con una voz muy profunda, sentó al niño frente a él y le pregunto gravemente:
¿ Dónde esta Dios, hijo ? ‘.
El niño se quedó boquiabierto pero no respondió, solo se quedó sentado ..
Así que el sacerdote repitió la pregunta en un tono todavía mas grave: ¿Dónde está Dios? De nuevo el niño no contestó.
Entonces el sacerdote subió de tono su voz, aun más, agitó su dedo apuntando frente a la cara del niño, y gritó: Te estoy preguntando que: ¿DÓNDE ESTÁ DIOS?’.
El niño salió gritando del cuarto, corrió hasta su cuarto y escondió , golpeando la puerta. Cuando su hermano lo encontró en la habitación le preguntó: ‘¿ Que te pasó con el cura ? ‘El hermano pequeño sin aliento le contestó:
¡Estamos en serios problemas !… ¡¡¡DIOS SE PERDIÓ !!!
¡¡¡Y el cura cree que nosotros lo tenemos…!

Read Full Post »

1484979422_97d9e32a6d

Hecho de la vida real sucedido en Asia


Llegó una mujer muy asustada al consultorio de su ginecólogo y le dijo:

-Doctor: por favor ayúdeme, tengo un problema muy serio. Mi bebé aún no cumple un año y ya estoy de nuevo embarazada. No quiero tener hijos en tan poco tiempo, prefiero un espacio mayor entre uno y otro…

El médico entonces le preguntó:

-Muy bien, entonces ¿qué quiere que yo haga?…

Ella respondió

-Deseo interrumpir mi embarazo y quiero contar con su ayuda.

El médico se quedó pensando un poco y después de algún tiempo de silencio le dijo a la mujer:

-Creo que ya tengo un método mejor para solucionar el problema y es menos peligroso para usted.

La mujer sonrió. El siguió hablando:

-Vea bien señora, para no tener que estar con dos bebés a la vez en tan corto espacio de tiempo, vamos a matar a este niño que está en sus brazos. Así usted podrá descansar para tener el otro. Tendrá un periodo de descanso hasta que el otro niño nazca. Si vamos a matar, no hay diferencia entre uno y otro de los niños. Y hasta es más fácil sacrificar a éste que usted tiene en sus brazos puesto que usted no correrá ningún riesgo.

La mujer se asustó y dijo:

-¡No doctor! ¡Qué horror! ¡Matar a un niño es un crimen!

-También pienso lo mismo, señora, pero usted me pareció tan convencida de eso, que por un momento pensé en ayudarla.

El médico sonrió y después de algunas consideraciones, vió que su lección surtía efecto. Convenció a la madre que no hay la menor diferencia entre matar a un niño que ya nació y matar a uno que está por nacer y que está vivo en el seno materno.

Artículo tomado de la revista “Inquietud Nueva” #147

Foto Flickr

Read Full Post »

406839262_ea2f0630f2
  1. Dale desde pequeño todo cuanto desee: así crecerá convencido de que el mundo entero se lo debe todo.
  2. Ríe si dice tonterías: así creerá que es muy gracioso.
  3. No le des ninguna formación religiosa: ya la escogerá él cuando sea mayor. Seguramente se quedará con ninguna.
  4. Nunca le digas <esto está mal>: podría adquirir complejos de culpabilidad y más tarde, cuando, por ejemplo, sea detenido por robar, estará convencido de que es la sociedad la que le persigue sin motivo.
  5. Recoge todo lo que tira por los suelos, así creerá que todos han de estar a su servicio.
  6. Deja que lo lea todo. Limpia eso sí, con detergente y desinfecta la vajilla en la que come; pero deja que su espíritu se recree en cualquier torpeza.
  7. Discutan los padres delante de él: así se irá acostumbrando, y cuando la familia ya esté destrozada no se dará ni cuenta.
  8. Dale todo el dinero que quiera: no sea que sospeche que para tener dinero se debe trabajar.
  9. Que todos sus deseos estén satisfechos: comer, beber, divertirse…; de otro modo se sentiría frustado.
  10. Dale siempre la razón: son los profesores, la gente, la ley, la sociedad…, quienes la traen en contra del muchacho: no lo reprendas, no sea que se disguste.

Y cuando tu hijo sea ya un desastre, proclama que nunca pudiste hacer nada con él.

-Tomado del libro “Para salvarte” Compendio de las verdades fundamentales de la religión católica y las normas para vivirlas. Autor Pbro. Jorge Loring, S.I.-

Sólo agrego una cosa más, papás no se preocupen sólo por el bienestar físico de sus hijos, el que comer, que vestir; sino también y sobretodo el bienestar espiritual. Oren con ellos, platiquen con ellos, jueguen, rían, convivan con ellos. Somos  los padres principalmente los que debemos sembrar esas buenas semillas en nuestros hijos, de lo contrario, ¿cuál será su futuro?

Dios los bendiga a ustedes y a sus familias.

Read Full Post »