Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘animal’

Hoy quiero platicar un poco sobre nuestro querido Klin.

Aunque era sólo un animal, como dirían muchos, no deja de doler su partida.

Klin era nuestro hurón, su nombre fue elegido gracias al anime “Candy” que me gustaba cuando era niña en la que salía un coatí que se llamaba así, además de ser  la primera mascota que decidimos adoptar cuando nos casamos.  Pese a que durante nuestro noviazgo mi esposo se negaba a tener un animal en casa fue como amor a primera vista el día que lo conocimos.

Mi esposo  tenía más de 15 años de no tener mascotas y no estaba entre sus planes tener, pero hubo ciertos detalles que lo convencieron que era una buena idea hacernos de una.

Decidimos que sería un hurón, y aunque eran muchos y muy bonitos los que tenían en exposición nos gusto Klin. Cuando llegamos a casa nos dimos cuenta que tenía un pequeño defecto físico. Klin tenía un ojito más pequeño que el otro, pero a pesar de que nos sugirieron que lo regresáramos decidimos quedarnos con él. Más tarde cuando lo llevamos al veterinario de la tienda  para vacunarlo, descubrimos que Klin ya había sido devuelto por dos familias antes, debido a su defecto. Eso nos llevó a estar más seguros de quedarnos con él, ya que no nos pareció justo para el pobre animalito no tener un hogar sólo por eso.

Y Klin resultó una buena elección, contrario a la mayoría de los hurones , él era muy noble, jugaba mucho y dejaba que lo acariciaran fácilmente los desconocidos. Le gustaba mucho jugar en la hierba y parecía que disfrutaba mucho sus paseos por el parque, así es, lo sacábamos por las noches a pasear,  recuerdo que la gente se acercaba a ver que era, ya que de lejos pensaban que era un gato y se les hacía raro que anduviera con correa.

Klin era famoso entre nuestros amigos y familiares. Nos causaba mucha risa que preguntaban por él como si fuera una persona….

Cuando nació Andrés le presentamos a Klin, se lo enseñábamos, aunque  de lejecitos, ya que no lo dejaríamos jugar con él hasta que estuviera más grande. Andrés se reía mucho cuando lo veía y lo iba a buscar para hablarle, ya que , a pesar de que no era nuestra intención, una de las primeras palabras bien pronunciadas de mi niño fue Klin. Recuerdo que nos sorprendió  la primera vez que le escuchamos decir su nombre.

Pero como todo ser vivo, a Klin le llegó su hora, fue muy triste ya que mi esposo pensó que estaba dormido cuando lo encontró. No estaba enfermo, un día antes anduvo muy bien, incluso ese día mi niño  se acercó a hablarle y aún estaba vivo. No sabemos de que murió, pero al parecer no sufrió, estaba acostadito en la posición que dormía.

Esa noche mi esposo y yo no pudimos evitar llorar, ya que aunque era un animalito,  se había ganado un lugar especial en nuestro hogar a  lo largo de estos casi cuatro años. Decidimos enterrarlo en el jardín ya que no tuvimos corazón para echarle a la basura.

Ahora lo extrañamos mucho.

Tenemos muchas anécdotas en nuestra memoria pero no pienso cansarlos contándoselas.

Este pequeño espacio de mi blog está dedicado a él, y aunque a muchos le parezca algo ridículo y fuera de lugar, para mi fue una parte bonita de mi vida que quise compartir.

Dios los bendiga

Dulce


Read Full Post »